Categorías: Remedios Caseros

Con estas SEMILLAS mi Abuela Ya No siente Dolor de Rodillas y Regeneró los Tendones Rápido

Si  sientes dolor en las rodillas tendones articulaciones tienes dificultad para subir escaleras te duelen los hombros los codos y la espalda entonces necesitas ver el video de hoy.

Hoy quiero compartir con todos ustedes una solución simple y efectiva que les ayudará mucho además también te enseñaré paso a paso cómo preparar la receta.

Esta receta no sólo es simple, sino que también es muy económica y ayuda a que tu dolor desaparezca y aumenta el calcio en tu cuerpo.

Lo primero que debes hacer es dejar las semillas en remojo en los 200 mililitros de agua, durante 8 horas.

En los brazos, piernas, rodillas o tendones. 

El ingrediente principal es una semilla que muchas personas conocen y tienen increíbles propiedades y beneficios para nuestro cuerpo y nos referimos a la semilla de ajonjolí mucha gente conoce esta semilla sólo como un elemento decorativo en el pan galletas o sándwiches, sin embargo, muchos no saben su importancia nutricional y sus muchos beneficios para la salud.

Las semillas de ajonjolí, son un pequeño cóctel para los huesos, ya que son ricas en zinc, calcio y fósforo.

Una porción de semillas de ajonjolí tiene más calcio que un vaso de leche de vaca, estos minerales son esenciales para que el cuerpo regenere el tejido óseo y evite la osteoporosis y a pesar de que la osteoporosis es más común en mujeres postmenopáusicas, esta también es una enfermedad común en los hombres, uno de cada ocho hombres mayores de 50 años tendrá una fractura por osteoporosis; así que vale la pena prestar atención a este consejo.

La semilla de ajonjolí alivia la artritis, es rica en cobre y tiene propiedades antiinflamatorias.

Alivia el dolor en las articulaciones de los músculos y disminuye el dolor.

El magnesio presente en las semillas también cuenta con propiedades que reducen la posibilidad de desarrollar diabetes y ayuda a controlar los síntomas de esta enfermedad.

También ayuda a perder peso, previene enfermedades cardiovasculares, es bueno para la piel, combate la anemia, es buena para los dientes, tiene un poder calmante, evita la caída de los dientes y ayuda a su blanqueamiento.

También es muy buena para la caída del pelo, ayuda a eliminar el dolor de los tendones y articulaciones de la rodilla; porque es un antiinflamatorio natural.

Las semillas de ajonjolí tienen potencial antiinflamatorio, previniendo así el dolor en huesos y músculos; el calcio presente en las semillas te ayuda a proteger y fortalecer los huesos.

Pero incluso con tantos beneficios el ajonjolí no se recomienda para personas con: colitis, inflamación en el intestino o diverticulitis, esto porque es rica en fibras que aumenta el bolo y las evacuaciones intestinales, por lo que se debe evitar su consumo en estos casos.

Ahora toma papel y lápiz para que escribas esta receta que mejorará todo tu cuerpo.

Necesitarás:

una taza de semillas de ajonjolí.

200 ml de agua para hidratar el ajonjolí.

Y 4 tazas de agua adicionales.

Preparación:

Primero dejarás las semillas en remojo en 200 ml de agua; déjalas en reposo de 8 a 12 horas.

Luego de ese tiempo vas a tirar el agua y conservar el ajonjolí…

lo agregas en una licuadora junto a las cuatro tazas de agua y bates por unos minutos…

Una vez listo cuela.

Puedes tomar un vaso de esta leche por la mañana una vez al día. De esa manera podrás disfrutar de todos sus beneficios. Si prefieres puedes mezclar un poco de fruta en esta leche y hacer un rico batido por la mañana.

La mezcla que queda después de colar no necesitas tirarla, ya que la puedes consumir en sazones, con un poco de orégano, perejil y aceite de oliva. Puedes almacenar esta leche por unos días en un recipiente de vidrio en el refrigerador. Lo mejor es que no exceda un máximo de cinco días, para que las propiedades y beneficios del ajonjolí se puedan consumir puras.

Esta web usa cookies.