Categorías: Remedios Caseros

Limpia tus PULMONES, Quita la Tos y Restaura tu Cuerpo

Mi Prima lo hizo, y se sanó muy rápido.

Este Remedio Limpia tus pulmones y protege tu sistema respiratorio por completo. Ah, pero también elimina Virus y bacterias.

Es muy fácil de hacer, solo vas a necesitar 2 ingredientes…

Fortalece tu sistema inmunológico al 100%.

Todos están hablando de este maravilloso remedio. Y por eso te lo comparto hoy. Aprovecha los beneficios de este remedio, esta información muchas personas la desconocen, pero ahora mismo te contaré de que se trata.

 En este articulo te traigo un económico pero efectivo remedio casero, a base de orégano y aceite de oliva.

Gracias a sus propiedades la combinación de aceite de oliva con orégano, puede ser de gran ayuda para nuestra salud respiratoria.

¿Te gusta el orégano? Si es así ¿Con qué frecuencia lo utilizas? 

El sistema respiratorio está expuesto constantemente a los efectos negativos de las toxinas, los virus y las bacterias.

Nuestro sistema inmunológico es el encargado de protegerlo, por medios de la producción de anticuerpos. Pero a veces se quiere de ayuda extra, para mantenerlo saludable.

 El orégano y aceite de oliva pueden ser grandes aliados, para esta importante tarea.

 Y es que, a pesar de tener un estilo de vida saludable, nos vemos expuestos a distintos factores como la contaminación ambiental, los químicos y muchos otros factores que intervienen con el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y como consecuencia atraen problemas de salud como resfriados, tos, congestión y muchas alteraciones que pueden ser leves o crónicas y en ocasiones pueden poner en peligro nuestra vida.

Por suerte a parte de los medicamentos convencionales, disponemos de otros métodos de origen natural, muy afectivo para combatir estas enfermedades.

 Entre estos remedios está, el remedio de orégano y aceite de oliva. Recuerda compartir este video en tus redes sociales, porque puedes ayudar a muchas personas con esta información.

La mezcla de orégano con aceite de oliva nos da como resultado un excelente antibiótico, antiinflamatorio y desintoxicante, perfecto para limpiar los pulmones y las vías respiratorias en todo su trayecto.

Estos 2 ingredientes cuentan con una alta concentración de compuestos antioxidantes, que una vez son asimilados por el organismo, ayudan a proteger la célula contra los efectos negativos de los radicales libres. Haciendo que todo tú cuerpo y hasta tu piel, se torne saludable.

El orégano aporta fenoles los cuales le confieren una acción antiséptica y antiviral que permite ser usado como tratamiento de las infecciones respiratorias.

 Este remedio es ideal para disminuir el crecimiento de las baterías y los virus, mejorando la respuesta del sistema inmunitario ante sus ataques. También contiene minerales esenciales como el magnesio, el calcio y hierro.

Que aparte de mejorar la circulación sanguínea, reduce la inflamación de los tejidos y la retención de líquidos, al tiempo que contribuye a fortalecer más aun, las defensas.

Mejora la digestión

Es también protector de la salud cardiovascular

Incluso, por su acción relajante, puede ser una alternativa para el tratamiento de los dolores de cabeza, tensiones musculares y cólicos menstruales.

Ya que conoces de sus maravillosas propiedades curativas a continuación te muestro como preparar este remedio casero de orégano y aceite de oliva, para el cual vas a necesitar…

Ingredientes

1 cucharada de orégano fresco o seco y

media taza de aceite de oliva

Preparación

Lava las hojas de orégano si es fresco y ponlas a secar al aire libre. Cuando ya no estén húmedas tritúralas en un pilón o mortero, hasta obtener una pasta ligeramente jugosa, luego vierte el orégano triturado en un frasco de vidrio, en seguida cúbrela con el aceite de oliva y luego tapa el frasco y luego consérvalo en un lugar fresco y oscuro, durante 2 semanas. En este tiempo remuévelo cada 2 días, con la ayuda de una cuchara de madera.

Al cabo del tiempo de maceración cuela y listo, lo puedes comenzar a utilizar.

 Modo de consumir

 Toma media cucharadita de este remedio en ayunas, puede que su sabor te parezca un poco fuerte, dilúyelo en un vaso de agua o leche o en un vaso de jugo de frutas.

En casos de enfermedades respiratorios tómalo en la mañana y antes de acóstate, si deseas también puedes aplicarlo de forma directa de manera externa, por ejemplo, en el pecho y espalda para estimular un alivio más rápido.

 Puedes repetir este proceso por lo menos 2 semanas, hasta recuperar por completo la salud respiratoria.

Esta web usa cookies.